¿Pilates máquina o Pilates suelo?

¡Upss! ¡Qué decisión a tomar! No te preocupes en este post  en Ergopilates resolvemos tus dudas. En realidad, son actividades complementarias y como tal lo ideal sería combinar ambas disciplinas. Así, nuestra rutina de entrenamiento no solo será más efectiva, sino menos rutinaria.

La elección no es algo que podamos hacer solos, lo ideal es contar con el asesoramiento de un entrenador experto en Pilates que tenga en cuenta nuestras características individuales para que nos decidamos por una u otra disciplina y con qué frecuencia y objetivos llevarlas a cabo.

Diferencias entre Pilates MAT y Pilates Studio

Los ejercicios son los mismos pero las máquinas tienen una doble función. Pueden ofrecer ayuda o pueden ofrecer resistencia, lo que amplía enormemente el abanico de niveles a la hora de trabajar. Por ello, es necesario el control y asesoramiento de un entrenador que tenga en cuenta tus características personales y la evolución de tu rendimiento.

En una primera fase, con el fin de aprender los ejercicios sería conveniente dedicarle más tiempo a las máquinas para recibir su asistencia. Una vez aprendidos correctamente movimientos y respiración, pasaríamos a dedicarle más tiempo al suelo, hasta realizar cada ejercicio a la perfección, y entonces, volver a las máquinas que nos ofrezcan resistencia en los ejercicios y seguir mejorando.

Pero la idea fundamental es que no nos olvidemos de que ambos deben coexistir en nuestras rutinas y ser combinados.

Curiosamente, nace primero el trabajo de suelo que el de máquinas, pues es en el suelo donde Joseph diseña sus primeros ejercicios. Con el tiempo, al ver que para algunos alumnos era mejor dotarles de una asistencia, fue cuando diseñó las máquinas.

Una de las ventajas de las máquinas es la coordinación de la clase, y el motivo es que las clases son mucho más minoritarias lo que permite al entrenador dar una atención mucho más personalizada al alumno.

En definitiva, un buen entrenamiento de Pilates debería combinar suelo con máquinas. Si coneste post te ha picado el gusanillo del Pilates no dudes en visitar Ergopilates para empezar a practicarlo.

Anuncios

El Pilates también es cosa de hombres

El Pilates parece una disciplina deportiva para mujeres. Las chicas tienden a dominar las clases de suelo, pero el Pilates tiene un montón de beneficios para los hombres que ellos desconoces. Y como en Ergopilates sabemos que el Pilates también es cosa de hombres vamos a revelarles en este post algunos de los beneficios físicos y mentales que el Pilates puede reportarles.

El Pilates puede ayudarlos a iniciarse en la actividad física, a mejorar su salud o a preparar su primera maratón. En definitiva, una clase de Pilates puede ayudarlos mejorar su rendimiento.

Aquí os dejamos solo algunos de los beneficios que podéis obtener con la práctica del Pilates:

1. Desarrollar grupos musculares a menudo descuidados.

2. Mejorar la flexibilidad.

3. Complementar otras actividades y optimizar tu rendimiento.

4. Prevenir lesiones a través del refuerzo muscular integral.

5. Disminuir la grasa abdominal:.

6. Ganar músculo: cuando cambias la actividad física que realizas habitualmente comienzas a notar músculos que hasta ese momento no habías tenido en cuenta. Es el complemento perfecto para el trabajo de gimnasio.

7. Marcar tu ‘six pack’: trabaja intensamente la zona abdominal y favorece el desarrollo los músculos internos.

8. Mejora la alineación de la columna y corrige la postura.

9. Reducir los niveles de estrés.

Hombres que practican deportes como boxeo, artes marciales y golf, entre otros, encuentran en Pilates el complemento perfecto para el desarrollo de la flexibilidad, tono muscular y equilibrio que brinda la disciplina. Así que ya estáis tardando en empezar a hacer Pilates.

El método Pilates

El Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología y yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

Cuando se ideó el método fue denominado Contrología (Contrology), por el propio Pilates, debido a la importancia de usar la mente para controlar el cuerpo, pero buscando el equilibrio y la unidad entre ambos. El método se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral, por lo que es muy usado como terapia en rehabilitación y para, por ejemplo, prevenir y curar el dolor de espalda.

Este método contribuye a la prevención de alteraciones de orden estructural en el cuerpo humano, y aporta beneficios en salud con la disminución del insomnio, mejorando la vida sexual, evitando incontinencias, preparando el cuerpo para las actividades que la vida actual tiene.

El Pilates ha evolucionado, creándose nuevos aparatos de apoyo y formas de realizarlo, aunque la esencia se mantenga en todos ellos. También se han creado otros sistemas que combinan el pilates original con distintas disciplinas, como el yogalates, o el pilates con chi, que incorpora al método el concepto del qi (chi) o energía vital, propio de la medicina china tradicional, otros como el llamado método FisioPilates,…

Beneficios del Pilates

Practicar Pilates con regularidad tiene multitud de ventajas que, además, se aprecian con cierta rapidez. El aumento y mejora del tono muscular es el más importante. Según decía el propio Joseph Pilates: “En diez sesiones notarás la diferencia y en treinta te cambiará el cuerpo”.

Quiénes practican Pilates regularmente obtienen también los siguientes puntos positivos:

– Mayor vitalidad y fuerza.
– Aumento de la flexibilidad, la destreza, la agilidad y la coordinación de los movimientos.
– Obtención de una figura más estilizada.
– Mejores hábitos posturales perjudiciales y reducir dolores de espalda.
– Aumento del autoconocimiento del cuerpo.
– Prevención y rehabilitación de lesiones musculares.
– Mejoras en los sistemas sanguíneo y linfático.
– Reducción del nivel de estrés y de las tensiones.

Como regla general, en Pilates la duración de las inhalaciones y exhalaciones varían en función del nivel del alumno, siendo recomendado 3 tiempos de inhalación y exhalación para alumnos principiantes, 5 tiempos para alumnos de nivel intermedio y 8 tiempos para alumnos avanzados. Aquí en Ergopilates creemos en un entrenamiento donde aplicamos las bases de la biomecánica para hacer movimientos más activos, se trabaja con movimientos naturales, llegando a posiciones en donde se va notar la mejora en la vida diaria.

Fuente: Wikipedia
https://es.wikipedia.org/wiki/Pilates

Aprende a evitar y mejorar la salud de tu espalda

Cómo explicamos en el post anterior, el 80% de la población sufre dolores de espalda. Los malos hábitos de vida, las enfermedades o los malos hábitos postura reiterados son algunas de las causas más frecuentes. La lumbalgia es molesta y suele estar presente en nuestras vidas pero se puede mejorar. Así que en esta nueva entrada os damos algunas pautas a seguir para mejorar la salud de vuestra espalda:

1.- Mantener la columna recta: si habitualmente tenemos la espalda mal colocada el peso del cuerpo no se repartirá de manera adecuada. Si, por el contrario, mantenemos la columna bien colocada evitaremos dolores en la zona lumbar. Si te cuesta ir recto y no sabes cómo mantener la postura lo mejor es sacar pecho, llevar los hombros hacia atrás y mantener la cabeza levantada con el cuello recto.

2.- Ten una buena postura corporal al agacharte: lo ideal es mantener las rodillas dobladas, en posición de cuclillas, manteniendo la espalda recta. Así harás fuerza con todo el cuerpo y no sólo con la espalda.

3.- Siéntate bien: para sentarse a descansar se debe tener una buena postura. Preferiblemente hazlo en un asiento con espaldar, que este sea recto para que la columna vertebral quede bien apoyada y apoya los pies cómodamente en el suelo.

4.- Varía de postura: pasar mucho tiempo de pie o sentado frente al ordenador puede causar dolores de espalda, por ello, procura variar un poco la posición de tu cuerpo para estirarlo suavemente y lograr así que los músculos se relajen.

5.- Realiza algún deporte: esta es una de las claves más importantes y no solo te servirá para mejorar la salud de tu espalda, sino para que traer a tu vida nuevos hábitos saludables que repercutirán de manera positiva en tu día a día.  Es necesario que practiques buenos hábitos de ejercicio, por ejemplo, el pilates y otros entrenamientos personalizados que tengan en cuenta tus dolencias y estén dirigidos a mejorarlas.

6.- Evita el exceso de tacones: el calzado con tacón es perjudicial para la salud, ya que el eje de gravedad postural se desplaza hacia adelante, logrando un esfuerzo en los discos lumbares. Esto puede traer serios y permanentes problemas, ya que los discos pueden desgastarse provocando severos y constantes dolores lumbares.

7.- Valora tu descanso: dormir bien es muy importante para nuestra salud mental y física. Y la postura o el tipo de colchón puede influir o mejorar tus dolores de espalda.
Lo mejor es usa un colchón ni muy duro ni muy blando y dormir boca arriba. Y respecto a la almohada también es recomendable que su volumen sea medio, ni muy baja ni muy alta.

Además de estas recomendaciones es importante que adaptes tus rutinas diarias de ejercicio a tus lesiones y que sea un profesional cualificado quien la dirija para, lejos de empeorarlas, mejorarlas y evitar otros dolores provocados por la realización de ejercicios o esfuerzos mal realizados.