Las ventajas del Entrenamiento Personal

Los malos hábitos de alimentación y un estilo de vida sedentario son características del estilo de vida del siglo XXI. Este tipo de costumbres van de la mano del sedentarismo, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares derivadas de los mismos.

Este fenómeno ha ido crecimiento y para evitarlo y mejorar la salud y la calidad de vida la actividad física y deporte juegan un papel fundamental. Ejemplos claros son términos como fitness, wellness, antiaging, Pilates, gimnasia regeneradora, etc. Pero sin duda un entrenamiento personal es lo que mejores resultados nos va a dar ya que se adapta a cada una de nuestras necesidades.

Actualmente, nos encontramos ante una evolución del fitness al wellness por diferentes razones: la nueva concepción entre actividad física y salud, la consecución de una mejora de los estilos de vida, la búsqueda del bienestar. Y las nuevas motivaciones y demandas sociales en cuanto a salud y en cuanto a actividad física.

Y en este contexto nace la figura del entrenador personal, como un profesional que cuenta con todos los conocimientos técnicos, teóricos y prácticos que unen la orientación del entrenamiento hacia la actividad física en el estilo de vida y la condición física orientada a la salud.

Cuando decidimos hacer ejercicio surgen preguntas como: ¿qué tipo de ejercicio?, ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿cuánto?, ¿con qué intensidad?, y aquí es donde actúa el entrenador personal, llevando a cabo un asesoramiento individualizado de cada caso y situación.

El entrenamiento personal se instaura, por el aumento de la demanda, hay personas a las que su médico, traumatólogo, endocrino, fisioterapeuta,… les recomienda actividad física, pero hay que realizar el programa correcto para ese perfil de usuario, ya que no deben realizar cualquier actividad. Y este es el trabajo del entrenador personal.

Algunos de las ventajas del entrenamiento personal son:

1. Perder grasa y ganar músculo.

2. Incremento del metabolismo.

3. Disminución de la presión sanguínea en reposo.

4. Cambios positivos en los perfiles lipídicos sanguíneos.

5. Reducción del riesgo de osteoporosis y aumento del contenido mineral óseo.

6. Mejora la integridad estructural y funcional de tendones, ligamentos y articulaciones.

7. Mejora de las actividades físicas, sentirse mejor.

8. Corregir la postura corporal.

9. Mejora de la autoestima: el sujeto entrenado se sentirá más fuerte, se verá más fuerte y pensará que está fuerte.

En el entrenamiento personal destaca la importancia de que sea individualizado y realizado por profesionales  titulados en la materia. Si te animas puedes pedirnos asesoramiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s